Feeds:
Posts
Comments

Archive for July, 2010

Colombine

 

Recuperamos aquí parte de la bella y conmovedora introducción del libro escrito por la rompedora Carmen de Burgos (Colombine) en homenaje a Giacomo Leopardi, tan precisa en su descripción del sentimiento admirativo que todos hemos albergado alguna vez por aquellos genios inaccesibles del pasado que, de una forma u otra, han transformado nuestra existencia, sin que nosotros podamos corresponder a sus personas, y hayamos de consolarnos correspondiendo a sus obras, con nuestro esfuerzo por estudiarlas y divulgarlas, para evitar que caigan en el olvido.

Recordando su homenaje a Gicomo Leopardi, rendimos aquí homenaje a Colombine.

“La existencia de Giacomo Leopardi es triste, tristísima; tiene la

melancolía de todas las vidas truncadas, el dolor infinito de esos seres a

los que el genio besa en la frente al nacer, para que su alma, agrandada

y gigantesca, sienta todos los pesares de la injusticia, del dolor

ajeno, de la pequeñez y la miseria, y en sublime concepción de la belleza,

desgarren su corazón en armonías que ennoblecen a la humanidad

y que escuchamos con el mismo regocijo que nos producen los arpegio*

del ruiseñor al que una aguja candente le atravesó los ojos para que

modulara sus mejores cantos.

Giacomo Leopardi se me aparece como uno de esos bellos y minúsculos

rosales que crecen en los jardines de artificio; un tallo débil, desmedrado,

que se inclina al suelo con el peso de la enorme rosa que

arrastra toda la savia, y se le ve doblarse inclinado a tierra, luchando

en vano por erguir el tallo y mostrarnos su belleza. Es después, cuando

se seca y se marchita, cuando el viento piadoso esparce sus pétalos,

cuando llegan a nosotros sus perfumes… con toda la tristeza de las cosas

muertas, y entonces sentimos el deseo de reconstituir aquella existencia,

de levantar aquella corola para que se inunde de sol, de envolver

en amor y besos la planta sequeriza que pudo ser árbol lozano, y

entre el suspiro de la impotencia y el homenaje de la admiración, plumas

de artistas lloran su elegía al genio malogrado en la constante evocación

de su vida y de sus obras”.

http://dipalmeria.dipalme.org/biblioteca/Libros/CarmenBurgos/00000037.pdf

Advertisements

Read Full Post »